Saltar al contenido

Razones para no comprar un Oculus Rift

Hace unas semanas se dio a conocer el precio final que tendrá el casco Oculus Rift, el cual será de 599 dólares, algo que despertó opiniones desencontradas entre los usuarios porque algunos consideran que lo vale pero otros opinan que el valor es muy elevado, luego de contarles como saber si mi PC es compatible con Oculus Rift, les mostramos razones para no comprar un Oculus Rift.

La escases de títulos es fundamental ya que existen estudios importantes como Harmonix e Insomniac Games están trabajando en títulos exclusivos para Rift, en donde según una encuesta realizada en el GDC el 16% de los desarrolladores entrevistados se encuentran involucrados en proyectos de VR donde la realidad muestra que no todos logran llegar al mercado.

Razones para no comprar un Oculus Rift

La inminente baja de precio es algo a tener en cuenta porque existen miles de ejemplos de aparatos tecnológicos que bajan su precio de forma considerable ante la salida de un modelo superior.

El Oculus Rift es una pieza tecnológica impresionante aunque con oportunidades de mejora, pero no se verá un Oculus todos los años sino que quizá se pueda observar dentro de poco una nueva pieza más rápida, liviana, poderosa y económica para adecuarse a las necesidades de todos.

Otras de las razones para no comprar un Oculus Rift tienen que ver con la competencia ya que aún se desconoce con que dispositivos será compatible. Además,  las tecnologías demasiado innovadoras no siempre “encajan” con el estilo de vida y de juego de los fanáticos, existiendo la posibilidad de explorar juegos adapatdos para Oculus Rift, lo que genera que llame la atención pero luego con el tiempo quede en el olvido.

Razones para no comprar un Oculus Rift

En la actualidad de hoy, se esperan más depreciaciones, desaceleraciones, decrecimientos y ajustes, por ende los consumidores están forzados a ser más selectivos y dejar muchas cosas de lado. La realidad es que Oculus llega en el momento equivocado porque es difícil desembolsar 11 mil pesos en un producto nuevo y totalmente diferente a lo que existe actualmente en el mercado